¿Qué es la evaluación 360 grados y cómo contribuye al desempeño?

La Evaluación 360 Grados es el conjunto de retroalimentación sobre competencias profesionales y personales que recibe un empleado por parte de sus compañeros de trabajo, que sirve como apoyo para identificar sus principales fortalezas y áreas de oportunidad.


La razón por la cual se le llama 360º es porque incluye la autoevaluación de la persona evaluada y además las evaluaciones de sus compañeros de trabajo, incluyendo al Jefe Directo, Colaterales, Colaboradores y Clientes Internos o Externos como demás observadores.

¿Para qué sirve una evaluación de 360 grados?

Una evaluación 360 grados sirve para medir el desempeño laboral de los empleados tanto cualitativa como cuantitativamente. Es por eso que incluye preguntas sobre comportamientos medibles y numéricos, y otras relacionadas con opiniones.


En concreto, es oportuno ver la diferencia entre estos dos métodos que se pueden combinar fácilmente:


● La evaluación 360 mide el método de trabajo (comportamientos, actitudes), el “cómo”.

● La evaluación de objetivos mide el producto del trabajo (cuánto se ha producido, en cuánto tiempo), el cuánto.


Con la evaluación 360 grados logramos:

Medir el rendimiento de los empleados.

Evaluar las competencias.

Diseñar planes de formación.

Servir como base para implementar planes de carrera y sucesión.


En definitiva, el formato de evaluación 360 grados obtiene retroalimentación del desempeño y las competencias clave que necesita el puesto de trabajo.


Ventajas de la evaluación 360 grados

La importancia del modelo de evaluación 360 viene dada por sus propias características.

● El modelo 360 grados evita sesgos porque obtiene la información de múltiples fuentes, es decir, de varias personas con diferente responsabilidad, relación con el evaluado y rol en la empresa.

● El formato de evaluación 360 es más objetivo, porque evalúa diferentes competencias de distinta manera. Por ejemplo, el trato con el cliente lo valorará mejor un cliente que un compañero. Con los beneficios que eso implica.

● La evaluación 360 grados fomenta la formación de equipos de trabajo más completos y cohesionados.

● Otra de las virtudes de la herramienta 360 grados es que permite recopilar una ingente cantidad de información de cada miembro del equipo clave en el proceso.

● Permite evaluar las competencias clave del puesto y las fortalezas y debilidades del empleado.

● Mejora la equidad y garantiza que los procesos de promoción interna sean justos.

● Asimismo y puesto que obtiene esa información de fuentes muy variadas, la evaluación 360 grados fomenta la comunicación horizontal e involucra a diferentes departamentos.


Algunas desventajas de la evaluación 360 grados

Como cualquier modelo de este tipo, puede ser difícil de implantar en determinados tipos de cultura organizacional. ¿Por qué?

● Para empezar, puesto que las fuentes son tan variadas, puede ser difícil de gestionar si no se cuenta con los recursos adecuados.

● Dada su amplitud, analizar los resultados se vuelve más complejo si no contamos con un software o sistema específico que agilice el tratamiento de los datos.

Requiere de mayor planificación que otros modelos.

● Puede derivar en tensiones entre departamentos si no se realiza adecuadamente.


Cómo implantar la evaluación de 360 grados

Preparación de la evaluación 360 grados

Es imprescindible planificar todos los aspectos que queremos que mida la herramienta 360 grados a utilizar. Es decir, tener definidas las competencias a evaluar por cargo y de la organización.


Comunicación de la evaluación 360

Una vez diseñada es el momento de explicar a cada trabajador cómo funciona, para qué sirve y por qué es importante y beneficiosa tanto para él como para la empresa.


Puesta en marcha de la herramienta 360 grados

Comienza la evaluación de todos los criterios y aspectos previamente planificados. La evaluación del rendimiento en sí misma. Cuanto más precisa, regular y automatizada sea mejores resultados obtendremos.


Recolección e informe de los datos

Se recopilan todos los datos y es el momento de segmentarlos y analizarlos para sacar conclusiones. Clave que sea un informe sencillo, basado en datos objetivos y bien estructurado.


Contar con un software de evaluaciones es una forma rápida y efectiva de analizar el resultado de cada empleado en base a criterios objetivos previamente establecidos.


Retroalimentación de la herramienta 360 grados

La fase más importante. Los trabajadores son informados con métricas precisas y objetivas de su desempeño, de las habilidades en las que más destacan y de los aspectos y aptitudes en los que deben formarse y mejorar.

Los puntos fuertes son fáciles de comunicar (aunque hay que implantar planes de incentivos adecuados), sin embargo, las debilidades son más sensibles y necesitan un plan de comunicación interna a medida.


Planes de carrera sustentados en los datos

El objetivo primordial es sacar provecho de cada evaluación. Es decir, en los trabajadores con mayor potencial seguir formando las habilidades para alcanzar su máximo rendimiento.

Y en los empleados con debilidades capacitarlos para que puedan rendir como necesita la entidad.


Evaluación 180, una alternativa a la evaluación 360 grados

A veces es frecuente realizar un tipo de evaluación alternativo. La más frecuente es la evaluación 180. El motivo principal es que se agiliza la gestión de la evaluación y que se reduce el número de fuentes de información.


Este tipo de evaluación, además, es habitual en empresas que dan importancia al trabajo en equipo. Es lógico que, además de los responsables de equipo, los evaluadores sean también aquellos que pasan más tiempo con el empleado, es decir, sus compañeros.

La cosa cambia cuando se trata de puestos de atención al cliente, por supuesto. Este tipo de evaluación no incluye el nivel de los subordinados.



13 vistas0 comentarios