top of page

El modelo de trabajo híbrido una solución a los problemas de movilidad

Actualizado: 26 jun 2023



Si bien es cierto que el trabajo híbrido para muchos llegó a raíz de la pandemia, descubrimos a través de este sistema no solo lo provechoso que sería para el trabajador sino también para la empresa. Es un gana gana. Para un buen porcentaje de empleados trabajar desde sus casas puede resultar gratificante, llegar a ser hasta más productivos, algunos debido a logran descansar más al no tener que madrugar demasiado en caso de los que vivan muy lejos de la oficina y tengan la necesidad de levantarse a horas muy tempranas (4:00 am por ejemplo) y muchos otros porque el tráfico es de todos los días, por lo que ya no pasarían largas horas en un trancón, cosa que para muchos significa una pérdida de tiempo. En caso de que no sea indispensable que el trabajador esté en la oficina tiempo completo, el modelo híbrido es la solución para el trabajo ideal de muchos. Además, las compañías ganan también al reducir los gastos fijos que conlleva el tener todos los días el cien por ciento de los colaboradores en las oficinas.


Y es que no solo en ciudades de gran tamaño como lo son la Ciudad de México y Bogotá la movilidad es uno de los principales problemas para sus habitantes, Ciudad de Guatemala también presenta problemas de movilidad desde hace mucho tiempo, sobre todo en las horas pico. Cientos de personas ingresan desde bien temprano por las pocas vertientes que tiene la ciudad conllevando a quienes habitan por fuera de la capital que les tome hasta 2 horas para llegar a sus oficinas de ida y más las horas que pueda tomar el regreso a sus hogares.



Un estudio realizado por TomTom Traffic Index en el 2022, comprueban que, en promedio, en México una persona pierde 119 horas de su tiempo al año debido a la congestión vehicular de las calles. Esto, se traduce en 4 días y 23 horas, tan solo 3 días y 3 horas menos que en 2019, antes de que la pandemia limitara las salidas y traslados. Estos embotellamientos tienen su mayor auge en las famosas horas pico, con lo que las personas sacrifican el tiempo con sus familias y en general su calidad de vida.


Por lo anterior, es que el trabajo híbrido se está tomando en cuenta como una solución a estos problemas de movilidad, ya que permite que las personas sigan teniendo contacto con sus centros de trabajo sin tener que afectar su calidad de vida al pasar muchas horas dentro de sus vehículos. En este sentido, las empresas se encuentran en un momento determinante para el futuro de sus empleados, ya que las condiciones sanitarias se prestan para un retorno total a las oficinas; sin embargo, nuevos factores como la movilidad pueden afectar los niveles de productividad de los empleados.

EL ÉXITO ES POSIBLE, PERO NO ESTÁ GARANTIZADO

El éxito de los modelos de trabajo híbrido depende de la flexibilidad de la organización, la capacidad de acción que les ofrece a los empleados y la adaptabilidad cultural de los directivos. ¿Las organizaciones podrán disfrutar de los beneficios del trabajo híbrido? En realidad, los expertos entrevistados para el programa (El Google Work space) prevén que muchas organizaciones fracasarán con el trabajo híbrido o, como mínimo, tendrán muchos problemas hasta encontrar un enfoque que se ajuste a ellas.


Sin embargo, si se diseñan los modelos de trabajo híbrido a conciencia, las organizaciones pueden tener chances de alcanzar el éxito. The Economist Impact ha identificado algunos lineamientos generales en esta primera fase. Dada la amplia gama de modalidades posibles que existen dentro del espectro del trabajo híbrido, es importante que las organizaciones aborden la implementación del mismo modo en que lo harían con el desarrollo de un nuevo producto: con flexibilidad, apertura mental, una mirada integral de las personas y sus equipos, y la voluntad para iterar constantemente.



Los analistas prevén que los modelos de trabajo híbrido actuales evolucionarán. Harriet Molyneaux, directora general de HSM Advisory, confiesa que “se sorprendería muchísimo” si alguno de los modelos de trabajo híbrido que se encuentran implementados actualmente tuviera exactamente el mismo aspecto al cabo de doce meses. Además, los modelos de trabajo híbrido deben estar basados en las preferencias de los empleados y deben garantizar que estos tengan la flexibilidad que necesitan. Por ejemplo, dado que la flexibilidad horaria es más factible que la flexibilidad de ubicación para muchos trabajadores —como los “trabajadores de primera línea" que deben cumplir sus tareas de forma presencial o muchos de aquellos a los que se los contrata para una determinada tarea—, es importante que los empleadores no solo piensen en el espacio y el momento en que se realizará el trabajo híbrido, sino también en la forma en que se llevará a cabo (por ejemplo, si es realmente necesario que se superpongan los horarios de trabajo de los empleados). Los entrevistados prevén que los modelos híbridos que permiten que los empleados decidan dónde y cuándo trabajan tendrán más éxito a largo plazo y más probabilidades de ser sustentables, en comparación con aquellos modelos en los que la flexibilidad obedece a las órdenes de los directivos. La cultura y los estilos de administración deben reflejar el nuevo entorno híbrido. Las empresas que funcionan con una mentalidad basada en la oficina tradicional o que combinan ciegamente el trabajo remoto y presencial, sin tener en cuenta los cambios organizativos y operativos que se necesitan, corren el riesgo de fracasar en su intento de adoptar el trabajo híbrido.


“No podemos tomar los procesos anteriores, aplicarlos al trabajo híbrido y esperar que funcionen”, afirma Prithwiraj Choudhury, profesor adjunto de Tecnología y Administración de Operaciones de Harvard Business School. ”Debemos repensar las prácticas de administración básicas —cómo socializan las personas, cómo se comparte la información y cómo se lleva a cabo la comunicación— en el contexto del trabajo híbrido”.


Fuente:

Economist Impact entre otras



39 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page